Skip to content

Vida después de la muerte

¿Porqué la gente cree en fantasmas?

Hace apenas unos años, una encuesta reveló que el 45 por ciento de los peruanos cree en fantasmas o que los espíritus de las personas pueden regresar en ciertos lugares y situaciones. Y ese número es probablemente mucho mayor si se tiene en cuenta a las personas que no fueron encuestadas o que no querían admitir que creían. La realidad es que muchas personas han tenido experiencias que simplemente no pueden explicar o han sido testigos de imágenes, sonidos y sensaciones misteriosas e inquietantes que solo podrían ser un encuentro paranormal. Si eres de los que respondería que sí cuando se le pregunte si los fantasmas son reales, ¿Cuál es tu razón? Antes de responder, eche un vistazo a lo que los investigadores han descubierto sobre por qué la gente cree en fantasmas.

Buscamos explicaciones para lo que sucede a nuestro alrededor

Es solo la forma en que está conectado el cerebro humano; tenemos la necesidad de saber por qué ocurren las cosas o qué está causando algo. Y cuando se trata de sucesos misteriosos e inexplicables, la única explicación lógica suele ser la presencia de algo sobrenatural.

Nos gusta creer que hay vida después de la muerte

Muchas personas no solo creen que hay vida después de la muerte, sino que también creen que los humanos han vivido vidas pasadas. Esta es en realidad una creencia común entre muchas culturas y religiones. Esta creencia brinda consuelo a muchas personas cuando pierden a un ser querido o se enfrentan a su propia mortalidad. Entonces, para aquellos que creen en el más allá (y en los anteriores), tiene sentido que haya espíritus dando vueltas.

Es emocionante

De la misma manera que las personas se sienten atraídas por las películas de miedo, creer que hay espíritus de muertos acechando es simplemente emocionante. Los cazadores de fantasmas te dirán que no solo creen en los fantasmas, sino que tampoco los ven como espíritus malignos que intentan hacer daño. Por el contrario, los cazadores creen que los fantasmas son simplemente almas perdidas que buscan un cierre o están atrapadas y están tratando de cruzar al más allá.

Hay prueba

¿Qué más podría explicar puntos fríos repentinos, voces y pasos incorpóreos, orbes flotantes que aparecen en fotografías y la sensación de que alguien te toca el hombro cuando no hay nadie?

No todas las casas son hogareñas

Si los fantasmas no fueran reales, no habría casas embrujadas, ¿verdad? Y todos estamos familiarizados con las casas como la “Casa Matusita” en la ciudad, que los expertos han demostrado que son focos de actividad paranormal. De hecho, según una encuesta el 37 por ciento de las personas creen que la casa puede estar embrujada.

Si los fantasmas no fueran reales, es poco probable que existieran tantos cazadores e investigadores de fantasmas y expertos paranormales, sin mencionar los muchos programas de televisión, sitios web y atracciones dedicadas a los fantasmas.

Si crees en fantasmas o tienes un poco de curiosidad, puedes descubrir la verdad en los recorridos del “Tour del Miedo”. Donde visitarás algunos de los lugares más embrujados de la ciudad y escuchará las historias fascinantes y aterradoras detrás de las personas y los lugares donde muchos han presenciado eventos espeluznantes y experiencias misteriosas.